3 comentarios

El Chino Valera Mora: el más grande poeta comprometido

Suena quizá egocéntrico decir que un poeta venezolano es el más grande de los poetas comprometidos del mundo, pero me juego el pellejo por la obra de este hombre que dedicó su vida a la lucha revolucionaria en un país tan anodino políticamente como lo fue Venezuela en la década de los sesenta.

Latinoamérica tiene un periodo histórico que los europeos no conocieron y con ello alcanzamos nuestra definición sociocultural e independencia de identidad. No es extraño conocer la obra ensayística de buenos autores del siglo pasado donde se daban por vencidos y reconocían la extensa deuda lingüística, conductual y social con el viejo continente; pero muchos autores, en su mayoría de corte izquierdista, se dieron a la tarea de estudiar los procesos que nos diferenciaban de las Cortes y el modo de actuar de los ibéricos. El periodo histórico al cual me refiero es a los últimos cincuenta años del siglo pasado, más específicamente el periodo 1950-1980, cuando las guerrillas fueron las más intensas luchadoras por el despertar de los pueblos latinoamericanos.

México nos dio un ejemplo de revolución hace cien años y, junto al pueblo mexicano, que se mantuvo en revolución perpetua, los demás países empezaron su camino hacia la libertad intelectual y socioeconómica de los pueblos.

Víctor “Chino” Valera Mora (Valera, 1935 – Caracas, 1984) fue uno de los más importantes poetas de nuestro siglo pasado. Y su poesía fue una luz en el espíritu de los revolucionarios venezolanos y latinoamericanos.

“Maravilloso país en movimiento

Pincha aquí para ver la convocatoria del 2011

donde todo avanza o retrocede,
donde el ayer es un impulso o una despedida.

Quien no te conozca
dirá que eres una imposible querella.

Tantas veces escarnecido
y siempre de pie con esa alegría.

Libre serás.

Si los condenados
no arriban a tus playas
hacia ellos irás como otros días.

Comienzo y creo en ti
maravilloso país en movimiento”
(Canción del soldado justo, 1961)

Su poética de grito y lucha debe ser tomada como la sensata escritura antes que por revolucionaria. Dotada de ironía y de la conciencia de derrota, está poblada de ese espíritu inquebrantable que tiene el revolucionario latinoamericano.

POR QUÉ DIABLOS PONERSE UNO A LLORAR

He llegado tarde al reparto de los panes.
He llegado un poquito después de quien me fue invitando.
Hoy con mi peso y estatura
y unas ganas terribles de sentarme a comer
sin modo con qué hacerlo.

Hay razón,

pero no puedo asolarme en las aceras
a llorar con la cabeza entre las manos.
Jueves exactamente a una y cuarto de esta agonía
en “Los Núñez” el señor presidente
debe tener ya la barriga repleta.

El cardenal en palacio con su barriga repleta.
Los socialcristianos ahítos de carne humana.

Banqueros empresarios gerentes usureros
con las barrigas rebosantes de plenitud
acariciando el orgullo del cigarrillo
y entonando, todos, loas al cielo:
-“Oh qué hermosa es la vida”.
-“Cuánto nos queda por vivir”.

Pero no es solamente en mis asuntos
donde aletean voces hambrientas.
No soy yo solamente.

Somos miles y miles de desempleados,
millones de campesinos sin tierra,
los obreros recibiendo su salario de miseria
al final de cada jornal de muerte.

Entonces, digo aquí mismo.
-Por qué diablos ponerse uno a llorar,
si no estamos solos a una y cuarto exactamente.”

(Canción del soldado justo, 1961)

No sé como verán ustedes los procesos revolucionarios de Latinoamérica, me gustaría conocer su opinión. Aquí le dejo un pequeño dossier de Víctor Valera Mora para que caten.

*
AMANECÍ DE BALA

Amanecí de bala
amanecí bien magníficamente bien todo arisco
hoy no cambio un segundo de mi vida por una bandera roja
mi vida toda la cambiaría por la cabellera de esa mujer
alta y rubia cuando vaya a la Facultad de Farmacia se lo diré
seguro que se lo diré asunto mío amanecer así
esta mañana cuando abrí las puertas con la primera ráfaga
alborotando tumbando todo entraron a mis pulmones
los otros poetas de la Pandilla de Lautréamont
grandes señores tolerados a duras penas por sus mujeres
al más frenético le pregunto por su libro vagancia city
como me gusta complicar a mis amigos los vivo nombrando
el diablo no me llevará a mí solo
ella antiguamente se llamaba Frida y estaba residenciada en Baviera
en una casa de grandes rocas levantadas por su amante vikingo
sus locuras en el mar de los sargazos
hay sol hasta la madrugada y creo que jamás moriré
sin embargo deseo que este día me sobreviva
soy desmesurado o excesivo y no doy consejos a nadie
pero hoy veo más claro que nunca y quiero que los demás participen
hermoso día me enalteces desenfrenada alegría
no tengo comercio con la muerte no le temo
llevo en la sangre la vida de cada día soy de este mundo
bueno como un niño implacable como un niño
guardo una fidelidad de hierro a los sueños de mi infancia
en este punto soy socrático él y yo elevamos volantines
restituimos la edad de oro el “qué habrá” al final del arco suspendido
ahora mismo se está mudando un río
hoy una morena de belleza agresiva me dijo pero si estás lindo
entonces yo le dije acaso no sucede cada dos mil años pierdo el hilo
día de advenimiento de locos combates de amor a altas temperaturas
desnudos nos hundimos en las agua del mismo río

(Amanecí de Bala, 1971)

*

OFICIO PURO

Cómo camina una mujer que recién ha hecho el amor
En qué piensa una mujer que recién ha hecho el amor
Cómo ve el rostro de los demás y los demás cómo ven el rostro de ella
De qué color es la piel de una mujer que recién ha hecho el amor
De qué modo se sienta una mujer que recién ha hecho el amor
Saludará a sus amistades
Pensará que en otros países está nevando
Encenderá y consumirá un cigarrillo
Desnuda en el baño dará vuelta
a la llave del agua fría o del agua caliente
Dará vuelta a las dos a la vez
Cómo se arrodilla una mujer que recién ha hecho el amor
Soñará que la felicidad es un viaje por barco
Regresará a la niñez o más allá de la niñez
Cruzará ríos montañas llanuras noches domésticas

Dormirá con el sol sobre los ojos
Amanecerá triste alegre vertiginosa
Bello cuerpo de mujer
que no fue dócil ni amable ni sabio
(Amanecí de Bala, 1971)

*

“Teoría y solfeo

Cuando amo despejo las terrazas
La noche es el sol contenido en los huesos
de las bestias muertas
Mis espaldas hendidas por la mecánica celeste
En tu cuerpo me tenso como un arco
y derribo las puertas y estallo en las alturas
y la rama dorada se me ofrece
Voy hasta el fondo
El asunto es de pura animalidad
Somos tú y yo y la poética”
(Amanecí de Bala, 1971)

*

VE Y ATRAPA UNA ESTRELLA VOLANTE

2

Cuando el príncipe Felipe Fermoso
descendía la escalera del carro imperial
todos los caballos blancos enmudecieron
ante el grave perfil de su dueño
Y TUS OJOS LAURA MÁS ALTOS
QUE LOS MONTES NEVADOS DONDE TÚ NACISTE
ADONDE NO QUISIERAS REGRESAR
Felipe Fermoso tenía veinte años
y su alegría era la cabellera suelta
de la única hija del hijo de un antiguo
vendedor de fogatas
Y ME DECÍAS QUE LA NIEBLA Y EL FRÍO DE NAVAJA
HERÍAN TUS OJOS
TUS OJOS QUE SOLO SON LIBRES A LA ORILLA DEL MAR
Desde el sitio de Granada
caballeros vestidos de rigor
trajeron la noticia de la muerte del rey
y el desconsolado corazón subió al trono
sin poner ni quitar nada a su nombre
Y TUS OJOS QUE LLEVAN EL NOMBRE DEL RÍO
DONDE SE HUNDEN LOS SUEÑOS
y llegó el día
una nube de moros y ángeles crueles
oscureció el cielo del reino
Felipe ayudado por los hombres
peleó bravamente
pero los ríos eran más poderosos
que los pobres de la tierra
y tuvo que sucumbir y fue aventado
por sobre los vientos de la mar Atlántica
Y TUS OJOS PARA SER INFIEL
Y EL SOL DE LOS VENADOS EN NUESTRAS MANOS
en 1567 Felipe vino y fundó
el Este de la ciudad de Caracas
y sobre las paredes y los puentes grabó sus memorias
Y LOS VIAJES DE REGRESO Y LA MÚSICA DE JAZZ
Y TUS OJOS LAURA Y LOS POETAS LOCOS BAJO LA
[LLUVIA
esta es la historia de Felipe Fermoso
que fuera príncipe y rey
y que nadie ni yo ni nadie dirá a ciencia cierta
cuándo se pondrá el sol en la barba
del más bello poeta destronado
Y COMIENZA MI REINO SOBRE LAS DOS COLINAS
DE TUS OJOS CÁLIDOS Y EXTENDIDOS
COMO EL MAPA DEL CONTINENTE EN LLAMAS”
(Amanecí de Bala, 1971)

*

“Ético es el paso del poeta en la tierra
Pero no de quien se lleva el índice a los labios
sino en lo tremendo y deslumbrante
de la libertad y de la revuelta
porque no se puede ser feliz
cuando se respira
entre un atajo de infelices
hay que vivir agresivamente
reivindicar la piedra de amolar
para cuando sea el tiempo
de la fiera y bella fiesta de los cuchillos”
(70 poemas Stanlinistas, 1979)

*

Gracias.

3 comentarios el “El Chino Valera Mora: el más grande poeta comprometido

  1. Amaneci pensando que nos han hecho quien nos robo la esencia, que nos llega a ocupar y preocuoar un rollo de papel o la arepa bajo el brazo ,que somos consumidores? competimos por ver quien compra mas y el alma como la alimentamos? el Chino Valera mora me recuerda cual es la causa y me dice adelante es preferible vivir con esta angustia de conciencia y no con la barriga llena.

  2. Donde puedo obtener un poemario del Chino Valera Mora vivo en Maracay si tienen alguna librería en particular

  3. PUEDES CONSEGUIRLO EN LA RED DE LIBRERIAS DEL SUR EN LA EDITORIAL MONTE AVILA ESTA EN LA BIBLIOTECA BASICA DE AUTORES VENEZOLANOS. SE TITULA “NUEVA ANTOLOGIA” Y ESTA PREPARADA POR GABRIEL JIMENEZ EMAN, A UN PRECIO MUY ACCESIBLE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: