Pareja

No eres la esposa abnegada —no quieres serlo te lo repites en el espejo— no eres una tonta que está encerrada en la casa sin más oficio que su memoria —te gusta leer, compartes las ideas feministas, te masturbas libremente, haces crucigramas, no tienes hijos— te obstina pensar que haces nada que eres la tacita... Leer más →

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: