1 comentario

Plaza

Vulgar, como un latir cualquiera
el predicador de la plaza
se entrega
una y otra vez
al sexo del sermón

con sus orgasmos
canonigos
mas bien
divinos

convulsiona para (por) todos
en la feria del insulto

el predicador de la plaza
suda
pero algún dios
sabrá agradecerle
o algún
predicado
sabrá hacer
de un verbo
pan.

Anuncios

Un comentario el “Plaza

  1. Me recuerda otros orgasmos -no metapoéticos, sino poéticos- de El Cristo de Elqui, de “El arte de la resurrección, o -¿por qué no?- los del Rev. Dr. T. Lawrence Shannon (i.e. Richard Burton en “La noche de la iguana”). Hablando de orgasmos, cada vez da mas gusto leerte, Luis.
    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: