Deja un comentario

Lulú

Lulú

¿Por qué lloran

las nubes?

¿Por qué hay una voz en tu espalda?

¿Por qué no crees en los pastos?

¿Por qué el verde te recuerda a mí?

¿Por qué no somos un solo grito?

¿Por qué porqué?

esa es la cuestión

que Otelo no supo

y que a Hamlet

le pareció aburrida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: